Un nuevo sistema de radiocirugía sitúa al Hospital do Meixoeiro en la élite de la máxima precisión en radioterapia


​​​Con la instalación y puesta en marcha de un nuevo sistema de radiocirugía, apoyado en un sofisticado mecanismo que verifica la perfecta colocación del paciente, denomiando ExacTrac, la Unidad de Oncología Radioterápica del Hospital do Meixoeiro culminó la incorporación de los avances tecnológicos que estaban programados para esta etapa y tiene en funcionamiento a pleno rendimiento sus cuatro aceleradores lineales junto con un radioquirófano para braquiterapia​

Con este equipamiento de vanguardia el servicio de la respuesta a una demanda de tratamientos que supera los 170 pacientes al día y que supone aplicar alrededor de 40.000 sesiones de radioterapia a más de 2.200 personas cada año. Actualmente, tres de los cuatro aceleradores lineales con que cuenta la unidad son de última generación, instalados en los últimos tres años, el más reciente de ellos, un Clinac ix de Varian, puesto en funcionamiento a finales de marzo de este año. Entre tanto, el más veterano de los cuatro equipos, el Oncor, sigue ofreciendo excelentes prestaciones clínicas a pesar de sus años de servicio.

Máxima exactitud

La incorporación tecnológica más llamativa de este año fue la instalación en el TrueBeam (actualmente el acelerador lineal más avanzado del mundo), de un equipamiento de radiocirugía que permite aplicar altas dosis de radiación sobre el tumor con una extraordinaria precisión y seguridad para lo paciente. Esta máxima exactitud se consigue gracias al sistema denominado ExacTrac, que verifica de manera submilimétrica el posicionamiento del paciente durante todo el tratamiento. Se trata de un sofisticado mecanismo basado en dos tubos de Rayos X que apuntan a un sistema de imagen y en una serie de sensores de infrarrojos con los que se verifica ese perfecto posicionamiento del paciente a lo largo de la terapia.

Con esta nuevo equipo se aumenta de manera muy notable a precisión y se consigue un menor tiempo en la máquina, lo cual minimiza el movimiento interno y externo del paciente durante las sesiones. En cualquiera caso el sistema ExacTrac facilita de manera continua una información tridimensional de la posición del paciente y además desconectaría automáticamente la radiación si se produjera algún movimiento imprevisto.

Este sistema de radiocirugía y posicionamiento, incluye también un sofware muy avanzado, denominado Fiber Tracking, que permite visionar y, por lo tanto, preservar las vías funcionales, de sensibilidad y motoras del cerebro. Además, con este equipo, los neurorradiólogos, o cualquier otro especialista que intervenga en la radiocirurxía, pueden ver de forma remota, en su propia consulta, las imágenes tridimensionais del paciente, y determinar ?en línea? los volúmenes a tratar en coordinación con los oncólogos radioterápicos y los radiofísicos, que calculan y definen finalmente las dosis a aplicar.

Los últimos avances en radioterapia

Actualmente, la Unidad de Oncología Radioterápica del Hospital del Meixoeiro, gestionada por la empresa pública Galaria, tiene en marcha sus cuatro aceleradores, junto con un radioquirófano en el que se realizan braquiterapias de alta y baja tasa de dosis para muy diversas patologías.

Tres de los cuatro aceleradores son de última generación y llevan incorporados los principales avances tecnológicos existentes en la radioterapia más desarrollada actualmente. Además de aplicar radioterapia con intensidad modulada de dosis (IMRT), con estos equipos se realiza radiocirurxía corporal (SBRT) y disponen de sistemas de arcoterapia volumétrica de intensidad modulada (VMAT), una tecnología por la cual el manojo de radiación se adapta a la arquitectura del tumor girando alrededor del paciente de manera ininterrumpida.

Esta técnica es altamente precisa y permite administrar altas dosis de radiación, protegiendo al máximo los tejidos y órganos sanos que circundan el tumor y reduciendo además el tiempo total de tratamiento. En el caso del acelerador TrueBeam se da un paso más en materia de precisión, al añadirle el ya mencionado sistema de verificación y control del paciente ExacTrac.

Estos modernos aceleradores cuentan además con sistemas de radioterapia guiada por imagen en tres dimensiones, una técnica con la que se toman imágenes 3D, antes del tratamiento y mismo durante la administración de la radiación, con el fin de comprobar el perfecto posicionamiento del paciente respeto de las coordenadas establecidas en la fase de planificación inicial.

En definitiva, la tecnología que emplean estos equipos está pensada para conferirles una extraordinaria exactitud en la administración de dosis y para afinar al máximo la radiación en volúmenes cada vez más pequeños, sin afectar a los tejidos sanos circundantes


Xunta de Galicia © Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Consellería de Sanidade - Servizo Galego de Saúde
Galicia o bo cambio